sábado, 2 de enero de 2010

Vaya Baya

Calla, baya delatora
Que con tus labios de Mirtilo
Has teñido lo que me queda de alma

Y ahora, que estoy ebrio
De licor de Camemoro
No puedo distinguir ni mi propia cara
En mitad de la madrugada

Siento que caigo, de a pedazos
Sobre las teclas del piano
Y una melodía ponsoñoza
Se apodera de mis oídos

Vaya baya devoré la noche aquella
Brillante, dulce, venenosa

Me veo vertido de un instante a otro
En un pote de mermelada
Que disfrutas sin pena alguna mientras ves la tele

2 comentarios:

  1. Tu sigues con tu rima ligera y espontánea.
    Cosa que me entusiasma.

    ResponderEliminar