viernes, 5 de noviembre de 2010

La hora larga

'Si no soy capaz de ver el drama universal en mi propia casa,

de difícil manera seré capaz de verlo en parte alguna...'

-Ximena Rivera



Despierto en mitad de la madrugada

En esa hora en que las cosas suspiran

La hora larga

____________Le dicen los muebles

La hora larga

____________¡Vaya paradoja!

Cuando a mí se me va en un soplo


Empiezo quitándome la cronofobia

Como una prenda cualquiera

¡Pues no has de temerle al tiempo

_____________________________Para ver lo que he visto!

Lector incrédulo


Los objetos en la casa elongan

Desafiando todas las leyes de los hombres

Y se desprende de ellos aquel barniz reseco

Que se llama letargo

__________________Que se llama paciencia


El jarrón de greda cocida

Tosco como nudillo de obrero

Me habla de tiempos mejores

Cuando la infancia

_________________Cuando el barro

Cuando en Pomaire la historia aquella

Me habla en siluetas

En palabras oscuras

_________________De tierra

__________________________Y de fuego


La mesa y sus cuatro patas

Revolotea por toda la casa

Como una mascota plana


Mientras los libros

_________________Cual mariposas

Cambian

_________Juguetones

_____________________De lugar en la biblioteca


Los electrodomésticos hablan de revoluciones

De cosas por hacer

_________________Y de cosas hechas

Uno

_____Más radical que otros

Escribe con letra clara en la pared:

‘El hombre ha muerto’

_____________________Y sonríe


Yo también sonrío

________________Porque es cierto

En la hora larga no hay individuos

Yo mismo que escribo esto

No soy más ni menos que un jarrón o una mesa

Yo también sonrío

________________No hay individuos

Yo mismo que escribo esto

No soy más ni menos que tú

_________________________En la hora larga

5 comentarios:

  1. Hola me alegra encontrar nuevos blogs como el tuyo...me gusto tu escrito seguire visitandote, besitos

    ResponderEliminar
  2. Ahora comprendo porqué en la mesa encuentro bosques...e incendios silenciosos.
    Esas horas largas son una tortura para los que estamos presos del movimiento.

    Me alegra que sigas escribiendo.

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy en este momento en una hora larga, larga, Matías.
    Pero es una hora gozosa por el hecho de estar leyendo tus versos.
    Una hora feliz.
    Gracias amigo.

    ResponderEliminar
  4. Hola :),
    estoy buscando personas que escriban y quieran dar poemas o cuentos breves para un proyecto de Chocomissa (www.chocomissa.blogspot.com). Consiste en una edición especial de cajas que contendrán 5 variedades de los mejores alfajores de Chocomissa (mazapán, nuez, normal, mermelá, truffa-naranja) y un poema o cuento breve.

    Si quieres participar con algo tuyo, por favor contáctate lo antes posible al correo chocomissa@gmail.com.
    Gracias :)

    Cariños, Paula.

    ResponderEliminar
  5. En el aire somos presos, aves de incierto destino como los muebles, las ventanas, los libros... Nadie sabe cuánto dura el movimiento, el ala invadiendo el aire... Todos somos del aire, del fuego y del tiempo. ¿Juguetes? Seres en espera.
    Intenso. Emocionante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar